Los Orichas Guerreros

                       
Los Orishas guerreros u Orisha Oddé son los primeros que debe recibir cualquier iniciado en la religion Yoruba. Estos solamente pueden ser entregados por los sacerdotes de mas alta jerarquía, denominados Oluwos o Babalawos. Aunque existe en estos momentos algunas casas que dan Elegguás espirituales, compuestos solamente de cocos. Es solamente el Eshu-Eleggua que dan los Babalawos el que contiene la carga y el secreto para que este Orisha abra los caminos y ejerza su función fundamental.
 
La fundamentación de que los Orisha Oddé o guerreros solo puedan ser entregados por Babalawos está en que en el tiempo en que estos estuvieron en el plano terrenal fueron Babalawos. Eleggua es el primero y más importante por lo que solo alguien que conozca los secretos de Ifa puede construirlo y entregarlo.
                                         
Eshu-Eleggua tiene muchos caminos (se dice que 201), es por ello que se impone antes de recibirlo una consulta con el Babalawo para determinar cual es. Luego se prepara el mismo, lo cual lleva una piedra (ota) y yefá de Orunmila, mas los símbolos y receptáculos establecidos. Luego de mezclados estos ingredientes, se cementan en forma de cabeza humana y se le agregan como ojos y boca cauries (caracoles).

Encima de la cabeza lleva entizados una pluma de loro, entre otros secretos, rematados por la firma de Ifá. Luego se procede a hacer Ossaín, esto es el baño de hierbas y otras sustancias donde se lavaran y sacramentarán a los 4 guerreros (Eshu-Eleggua, Oggun, Ochossi y Osun). Luego del lavatorio se procede a la inmolación de los animales. A Elegguá se le ofrece gallo, a Oggún, Oshosi y Osun, palomas. Si Elegguá desea hablar con el iniciado a través de una ceremonia de adivinación o Ita, entonces es preciso inmolarle un animal cuadrupedo (Todos los Orishas para que hablen en Ita se le debe haber inmolado un animal cuadrupedo, en el caso de Eleggua es chivo). Estos sacrificios van acompañados de aguardiente, manteca de corojo, miel de abejas y velas.
Elegua es la protección primera, ya que el quien abre los caminos para continuar en la religión. Los no iniciados o aleyos deben recibirlo o consagrarlo como primero. Es la vista que sigue un camino, se convierte en un guerrero temible y feroz cuando se une a Oggún y Oshosi, nada lo detiene. Elegua es uno de los primeros Oshas u Orishas que se recibe. Es un Osha del grupo de Orisha Oddé, a los que se le llama Los Guerreros.   El es el primero de los guerreros junto a Oggun, Ochossi y Osun. En la naturaleza está simbolizado por las rocas. Eleguá vino al plano terrenal acompañando al Osha Obbatala. Es considerado el mensajero fundamental de Olofin.

Vive en la mayoría de los casos detrás de la puerta, cuidando el ilé de quien lo posee. Dueño absoluto de los caminos y el destino, es quien cierra o abre el astral para la felicidad o infelicidad de los seres humanos. Siempre se deebe contar con él para realizar cualquier cosa. Es el portero de la sabana y el monte.

Es un Osha que se asienta, va a estera el día del itá de Osha y habla por el diloggun. El signo principal del Olosha está determinado por su conversación y la del ángel de la guarda. También es el intérprete principal de las letras del sistema del oráculo del diloggún y juega un rol fundamental en los subsistemas del oráculo de Biangue o Aditoto. Es entregado por Babaloshas e Iyaloshas. Ha sido el único que ha ido y regresado del mundo de Ará Onú. Ganó suficientes privilegios de parte de Olofin, Obbatala y Orunmila
para ser el primero en ser atendido. Su mano de caracoles es la mayor, ya que consta de 21, estos son también el número de sus caminos. Le pertenece por excelencia junto a Obbatala el oráculo del coco (Obí).

                         Consejos de Elegguá

Proverbio:  "Dos carneros no beben agua de la misma fuente."
                       "La inteligencia domina la fuerza."

Elegguá dice que la soberbia y la prepotencia son los peores enemigos del ser humano, que hay que evitar ser como cuando Oggún se creía más poderoso que cualquier otro.

Tenemos que ser precavidos para no caer en la mala lengua de algunas personas, porque acá Elegguá dice que en los próximos días habrá mucho desprestigio, además de bochornos delante de otras personas.

Las mujeres que estén embarazadas deben hacer ebbó para evitar complicaciones, y las que no, deben cuidarse si no está en sus planes traer un hijo al mundo.

Hay que controlar el mal carácter, tratar de resolver las situaciones por medio de la conversación. Elegguá y los orichas dicen que la inteligencia tiene más poder que la fuerza.

Se deben evitar los enfrentamientos y no porfiar.

Es vital atender a Eggun, y los que son espiritistas o sospechan serlo, deben dedicarse a la obra espiritual para que haya equilibrio en sus vidas.

Este signo habla de peleas y diferencias entre madre e hija, algo que se debe evitar. Esta situación se puede presentar también con sobrinas y nietas.

Recomienda Elegguá que por unos días no se vaya a la plaza de mercado ni al monte.

Llegará a sus manos un dinero sorpresivamente. No lo gaste en cosas innecesarias porque puede perder la suerte, además debe hacer ebbó con parte de él.

Las personas deben estar alertas porque el signo marca traición de alguien muy allegado.

Los omo Aggayú deben coronarse y no poner pretextos, ya que aquí nace la corona de este oricha, y él ayudará a sus hijos a alcanzarla.
 
     Características generales de Eleggua

Simboliza el elemento aéreo, la iniciativa en los negocios, el comercio, el trabajo, los viajes, los hermanos, los escritos, los idiomas, la mente concreta. 

Son personas inteligentes, sociables, adaptables, de mentalidad muy flexible, elocuentes, viajeros, extrovertidos, alegres, inquietos, curiosos, versátiles, convincentes, persuasivos, gentiles, amables y galantes.  Son también inconstantes, dispersos, distraídos, intranquilos, charlatanes, mentirosos, indiscretos, infidentes, duales, estafadores, cambiantes, nerviosos, agitados y superficiales.

Es el oricha mayor.  Tiene las llaves del destino, abre y cierra las puertas a la desgracia o a la felicidad.  Es la personificación del azar y la muerte. Es el portero del monte y la sabana.  Es hijo de Obatalá y Yemú. Es el primero del grupo de los cuatro guerreros (Eleguá, Ogún, Ochosi y Ochún). Ningún orisha lo antecede. Por orden de Olofi es saludado y come antes que los otros santos.  Tiene 21 caminos al igual que sus caracoles.  Es amigo y protector de Ochún.

Sus días son el lunes y el martes y todos los que caigan en 3.

La pareja Eleguá y Echu representa la expresión mítica de la inevitable relación entre lo positivo y lo negativo. 

Su receptáculo es un Güiro o freidera de barro.

La piedra que se manda a buscar depende del camino que marque la letra: puede ser la loma, el río, el bosque, etc.  Y puede ser de diferentes formas, pero siempre de aspecto humanoide.  Generalmente tres cauris figuran los ojos y la boca.  Debe situarse detrás de la puerta y en contacto con el piso.  Eleguá lleva cualquier tipo de elementos naturales, pero se emplean en dependencia del camino.  También se representa en un coco seco.

A Eleguá se le atribuye todo tipo de objeto utilizado en juegos infantiles, papalotes, pitos, bolas, soldaditos, también todo tipo de llaves, machete, garabato, sombrero de guano, artes de caza y pesca, pepitas de oro y monedas de plata, palos de monte, bejucos, escopetas y cananas, tarros de venado, cocos secos decorados, porrones y tarros de chivo.

Los collares son matipó de color rojo y negro, que representan la vida y la muerte, el principio y el fin, la guerra y la tranquilidad, lo uno y lo otro.

Viste una chaquetilla, un pantalón ceñido en la rodilla y un gorro rojo, grande como el típico de los cocineros.  Todo en rojo y negro.  En ocasiones, las patas del pantalón son rojas y negras o, en ambas, listas alternas.  Tanto la chaqueta como el pantalón y sobre todo el gorro suelen estar adornados con cascabeles, cuentas y cauris.

Se le ofrenda aguardiente, tabaco, maíz tostado, coco, pescado ahumado, bollitos, jutía ahumada, manteca de corojo, velas, dulces de todos los tipos (raspaduras,  coco acaramelado, etcétera), caramelo.  Una ofrenda muy especial es colocarle una cabeza de jutía o sacrificarle un ratón.

Los animales son chivos y chivitos, pollitos (negros, jabaos y rojos), pollos y gallos, ratones, jutías, venados, jicoteas, y en algunos tipos de Eleguás, palomas (dos).  Su mensajero es el ratón.

En el baile cuando este oricha se sube, corre a situarse detrás de la puerta, que es su lugar ritual.  Brinca y se agita como un chiquillo, hace muecas y mima juegos infantiles, como empinar un papalote y bailar un trompo.  Le hace bromas a los espectadores, se va y luego regresa, no deja de hacer monerías, algunas de las cuales pueden ser eróticas.  Siempre se le entrega un garabato con el que representa apartar la maleza, subrayando su papel de abrir los caminos.  Frecuentemente baila  en un solo pie y dando vueltas, en lo que parece ser una alegoría del remolino.

En general podemos decir que el carácter burlón e infantil con que se representa a Eleguá pretende imitar los inesperados virajes del destino, las alternativas, unas veces felices y otras desgraciadas, de la suerte.  Eleguá personifica ese carácter totalmente impredecible del azar, que nos abre y nos cierra los caminos arbitrariamente y que, en tantas ocasiones, también parece burlarse de nosotros.  Se le dedican tres toques en el Orú del Eyá Aranlá.

Las aflicciones de las que protege son los accidentes, riñas, muertes por hemorragias incontenibles y, también, las provocadas por traiciones, agua en la sangre, penas y miserias.


Patakí de Elegguá

Había una tribu africana donde su rey se llamaba Ocuburo y su mujer Añagüí, los cuales tuvieron un primer hijo al que llamaron Elegguá. Hecho adolescente, Elegguá salió a pasear, y al llegar a un lugar en que había cuatro caminos; o sea, una encrucijada, se detuvo. Varios minutos después dio unos pasos y se detuvo otra vez, repitiendo esta operación tres veces y siguió hasta llegar al lugar que le había llamado la atención. Era una luz que brotaba de algo parecido a dos ojos relumbrantes que estaban sobre el suelo; fue todo un asombro para su séquito, pues sólo vieron como el Príncipe se agachaba y recogía un simple coco seco.  Lo llevó para el palacio y le contó a sus padres lo que había sucedido, pero no le creyeron, a lo cual Elegguá tiró el coco, que fue rodando hasta quedar oculto detrás de una puerta, y allí quedó. Mas, un día en que estaba reunida toda la Casa Real, vieron con asombro las luces del coco y se horrorizaron de aquello. Tres días después el Príncipe murió y durante el tiempo que duró el velatorio el coco estuvo alumbrando y fue temido, y respetado, por todos.

Pasó algún tiempo de la muerte del Príncipe, y se presentaba cada día una peor situación de desespero y agobio, a lo cual los mayores se reunieron y sacaron en consecuencia que era producto al estado de abandono de aquel coco dejado por Elegguá, por lo que decidieron rendirle pleitesía, pero al acercarse vieron que el fruto estaba vacío y comido por los insectos. Deliberaron acerca de aquel objeto que debía perdurar a través de los siglos sin descomponerse, y como el coco no servía para venerarlo de esa forma perdurable, lo sustituyeron por una piedra, lo que fue aceptado. 

Este es el nacimiento y origen de Elegguá, por ello se dice: “Ikú loví osha”, lo que significa “el muerto parió al santo”, ya que si no hay muerto no hay santo, porque si el Príncipe no muere, no se sigue adorando al coco; que aunque resultó ser inservible porque con el paso del tiempo se pudre, se le sustituyó por la piedra, causas del por qué las utilizan en todos sus secretos.

==============================================
Quien es Oggun?
 
trabajo y la fuerza áspera e inicial. Es la fuerza que encierra la caja del cuerpo humano, el tórax, donde están todos los órganos vitales. En la naturaleza está simbolizado por el hierro, todos los metales y la virilidad descomunal en el ser humano. Es dueño de las herramientas y de las cadenas. Oggun es un Osha del grupo de Orisha Oddé, comúnmente denominados Los Guerreros . Este grupo lo conforman Eleggua, Oggun, Ochossi y Osun

Es uno de los primeros Orishas y Oshas que recibe cualquier individuo. Ogún el Osha decisivo en el ceremonial de la confirmación de los Oloshas (Pinaldo) y en la ceremonia de confirmación de los Awó ni Orunmila (Kuanaldo). Ogun es el que tiene el derecho preferente de sacrificar, ya que le pertenece el cuchillo que es el objeto con el que generalmente se sacrifica.

Se asienta en Yoko Osha. Es dueño del monte junto con Oshosi y de los caminos junto con Elegua. A Ogun le pertenecen los metales, es el regente de los herreros, de las guerras, vigía de los seres humanos. Su nombre proviene del Yoruba Òggún (guerra). Proviene de Ileshá y fue rey de Iré. Sus colores son el morado o verde y negro. Sus elekes (collares) se confeccionan alternando cuentas verdes y negras.

Se saluda ¡Oke Oggun!
¡Oggun Kobú Kobú, Aguanilé!

OGGUN es de los Orishas mas viejos, es hermano de Elegguá y Shangó. Es el guerrero por excelencia  participando en todas las batallas. Domina los secretos del monte. Es símbolo de la fuerza y de la energía terrestre. Es tan astuto y travieso como Elegguá pero más voluntarioso. Dios de los minerales, de las armas e  instrumentos de trabajo, Por esta razón su cazuela puede ser de hierro, lo cual es obligatorio cuando se asienta, Ahí se le pone todo lo que pueda  necesitar  para cuando vaya a dar una batalla, o sea, armas y herramientas.

ATRIBUTOS: Machete, pala, pico, cadena, yunque, cuchillo, clavos de línea, herraduras, etc. el vive en el monte o en los raíles del tren, motivo por el cual muchas obras o trabajos que se hacen con este Orisha se deben llevar  a  este  lugar. Oggun gusta del aguardiente de caña y del tabaco, así como del coco y del maíz tostado . Sus colores son el morado y el verde, su collar lleva cuentas verdes , negras, moradas y rojas. (Según el camino y la casa  de Santo).

Sus hijos son voluntariosos, enérgicos y francos. 

Oggún es un santo que se recibe y también se hace, se asienta en piedras del monte. Este orisha come chivo, carnero, jicotea, gallo, jutía, puerco, perro y toro. 

El equivalente de Oggun en la religión católica es San Pedro.
Su día de la semana es el martes y los días 4 de cada mes. Sus números son el 3 y el 7 y su marca en el coco es el alafia.

Entre sus plantas esta: Almacigo, Caña Santa, Majagua, Jaguey, Arabo de Piedra, Palo Rompe Hueso y Jiqui.


        Características Generales Oggún 

 Simboliza los comienzos, el principio, la mañana, la primavera, los animales carnívoros, los jefes, el mando, la fuerza, la violencia, el impulso, la autoridad, la virilidad, la juventud, las armas, los accidentes en la cabeza, el peligro por hierro, el fuego y las armas.

Son personas emprendedoras, dinámicas, de iniciativas, llenas de energía, combativas, apasionadas, independientes, activas, audaces, originales, aventureras. Su reacción es muy rápida, confían en su fuerza, no piensan en los obstáculos, son extremadamente luchadores, emotivos, odian o aman intensamente, son autodisciplinados, amantes del desafío, enérgicos, descomplicados y heroicos. También son impacientes, impulsivos, dominantes, imprudentes, irritables, violentos, intolerantes, inconstantes, irreflexivos, bruscos, impertinentes, antidiplomáticos, bruscos y agresivos.

A este santo se le atribuyen todos los hierros, machetes, palas, picos, martillos, mandarrias, yunques, guatacas, rastrillos, barretas, hoces, guadañas, serruchos, clavos, cuchillos, lanzas, pistolas, ametralladoras, bombas, aviones artillados, cañones y otros objetos de metal.

El collar de este santo es de cuentas verdes y negras.

La ropa de este santo lleva un hombro de piel de tigre adornada con muchos caracoles.  Su ropa es de color morado, su gorro aplastado y lleva en el cinto un largo festón de fibras de palma.

Los animales que el santo come son: chivos, gallos, palomas, guineas, jutías, cerdos, carneros, gallos rojos, perros y a veces toros.

Se le atribuyen el perro negro y el majá.

Las comidas de este santo son el ñame asado, nueces de kola, judías blancas.  Su bebida favorita es el aguardiente de caña.

En el baile realiza dos mímicas: la belicosa, blandiendo un machete, y la laboriosa, que puede ser de carácter agrícola, cortando las yerbas con el machete o lo realiza al estilo del guerrero golpeando con el martillo.  En el baile belicoso Oggún baila agachado, avanzando en un pie mientras arrastra el otro, como librándose de un machetazo involuntario. En el segundo caso mima la gesticulación del herrero blandiendo el martillo y golpeando sobre el yunque.

Las aflicciones de las que protege son: La calentura, Todo tipo de operaciones
Los daños producidos por metales ferrosos y accidentes sangrientos
========================================================
 Quien es Ochossi?
Oshosi u Oshossi (Ochosi) es un Osha del grupo de Orisha Oddé, comúnmente llamados Los Guerreros. Este grupo lo conforman Eleggua, Oggun, Oshosi y Osun. Es uno de los primero Orishas y Osha que recibe cualquier individuo. Orisha cazador por excelencia.

 Se relaciona con la cárcel, la justicia y con los perseguidos. Es el pensamiento que es capaz de trasladarse a cualquier sitio o a cualquier del arco y la flecha y está relacionado especialmente con Oggún. Se le considera mago y brujo.

Su nombre proviene del Yoruba Osóssí (Osó: brujo Sísé: hacer trabajo Sí: para), literalmente "El que trabaja con brujería".  Fue rey de Ketu. Oshosi vive con Oggun , salvo que se reciba como Orisha Olorí, es decir que se asiente o se separa de Oggun cuando recibe la mano de caracoles y su eleke por Itá. Dueño del monte y de la caza, su otá (piedra) se recoge allí.

Se saluda ¡Oshosi Odde Mata !

EL CAZADOR

Ochosi es hijo de Yemaya y hermano del Yerbero y  de Inle.

Ochosi es un viejo guerrero, mago y adivino que vive en el monte.

Su habilidad para la caza lo hizo ser considerado el mejor cazador y por esto se le representa por el arco y la flecha los cuales nunca deben apuntar hacia abajo. La razón por la que Ochosi vive junto Oggun en su misma cazuela de los guerreros es por un pacto hecho ante Orula que tenia como fin de ayudarse mutua mente ya que a ambos le costaba sobrevivir solos he aquí la  razón por  que presenta los mismos gustos que Oggun.  Sus hijos tienen  iniciativas, son hospitalarios y aman la familia. Es el Santo de las Prisiones y las cárceles lo cual puede evitar o aliviar a sus protegidos.

Ochosi come Venado, chivo y todos los  pájaros que haya sido cazados. Es un santo que se recibe y también se fundamenta. Sus colores representativos son el verde, el lila oscuro y el negro.

Su número es el 3 y su celebración es el 3 de Noviembre.

En la religión cristiana aparece como San Norberto y San Humberto y su día de la semana es el martes, así como el día 4 de cada mes.

Algunas de sus plantas son:  Apasote, Romerillo, Embeleso, Siempre viva.

Características Generales Ochossi

Simboliza la amistad, la sed espiritual, las fraternidades, el amor universal, el esfuerzo colectivo, los sindicatos, las revoluciones, el altruismo, el humanitarismo, el progreso, la tecnología, lo novedoso, los inventos, lo inconvencional, la libertad, las sociedades de cooperación y mutua ayuda, la democracia, la solidaridad, la unión de los pueblos.

Estas personas son amistosas, humanitarias, respetan el esfuerzo de los demás, intelectuales, ingeniosos, tolerantes, individualistas, progresistas, independientes, creativos, fieles, leales, instructivos y de mente científica. Son imprevisibles, excéntricos, rebeldes, desprecian lo establecido como normal, no tienen un buen tacto, desordenados, inconstantes, anárquicos y tercos.

Ochosi es un Orisha mayor. Hijo de Yemayá. Patrón de los que tienen problemas con la justicia, mago, adivino, guerrero, cazador y pescador.

El receptáculo es una freidera de barro junto con Oggún (para los aleyos). Cuando es de fundamento va solo con todos los atributos. Siempre va acompañado de los receptáculos de Elegguá y Oggún.

Los atributos son todos los instrumentos relativos a la caza y la pesca, tarramentos de venado y trofeos de cacería.

Las herramientas son tres flechas (como las que utilizaban los guerreros), tres perros, un espejito, un pedazo de tarro de venado, un anzuelo, un arco y una flecha.

Los collares no iniciados se les da una cadenilla (dos hilos de cuentas azul prusia y, de tramo en tramo, una ámbar, los rematan cuatro caracoles separados de dos en dos por ámbar. 

Los animales son el chivo y venado, gallo, pollo, paloma, jutía, codorniz, todo pájaro cazado.

Los bailes de esta Orisha cuando se sube da los gritos típicos de levantar la caza y su mímica es cinética. Viste como Elegguá y Oggún, pues es santo guerrero. El vestido es de color lila o morado y su gorro es de piel de tigre, así como su bolsa.  Usa el arco y la flecha para representar la cacería en su danza.

En el saludo se levanta la pierna izquierda y se imita con las manos la acción de disparar una flecha
========================================================
Quien es Osun?

Osun u Ozun es un Osha del grupo de Orisha Oddé, comúnmente llamados Los Guerreros junto a Eleggua, Ogun y Ochossi.  Es uno de los primeros Orishas y Oshas que recibe cualquier individuo. Osun es un Orisha que consagran los Awó ni Orunmila y sólo éstos tienen potestad para entregarlo. 

Osun representa al espíritu ancestral que se relaciona con el individuo genealógicamente y que le guía y advierte. Es el vigilante, el guardián, la vigilia. Osun junto con Eleguá, Oggún y Oshosi simboliza a los ancestros de un individuo específico.

Como no va a la cabeza y en su caso se hace Obbatala, no tiene caminos. Se recibe uno con Azojuano o Babalu ayé, que en la actualidad debido al sincretismo es rematado en su punta con un perro, otro con Oduduwa rematado por una paloma con las alas extendidas y del alto de su poseedor. 

Osun guarda una relación especial con Orunmila. Orunla se apoya en Osun, siendo este su bastón para obtener los poderes de la adivinación y el conocimiento real y trascendente. Este Orisha no se asienta, ni se sube.

Osun representa la verticalidad del ser humano sobre la tierra, por ningún motivo debe de acostarse su fundamento ni tumbarse mientras su poseedor permanezca vivo, si el que lo posee fallece, Osun se tumba y se debe ir con su dueño. 

Cuando Osun se tambalea o cae solo, es por que su dueño esta siendo presa de una brujería. Osun es el mensajero de Obbatala y Olofin.

Su número es el 8 y sus múltiplos. En el sincretismo se compara con San Juan Bautista (24 de Junio). Se saluda ¡Maferefún Osun!.